miércoles, 15 de mayo de 2013

Mis mangakas favoritos 1 : Sobre Miyuki Kitagawa y sus obras.

Hoy me gustaría hacer un repaso a la trayectoria profesional de una de mis autoras de shojo manga favoritas, Miyuki Kitagawa.

Kitagawa nació el 1 de enero de 1967 en la prefectura de Kanagawa (Japón), su grupo sanguíneo es B, es Capricornio y está casada con el también dibujante de manga Satoru Akahori, conocido en España por Saber Marionette J o Bakuretsu Hunters (Cazadores de Magos).
image

Debutó en 1984 con la historia corta 12-Ji no kane wa kikoenai (Las campanas de las 12 no se pueden escuchar) publicada el 25 de diciembre dentro de la revista Sho-comi de la editorial Shogakukan, en la que empezó a publicar de forma regular. Tras unos años dentro de la plantilla de dicha revista se mudó a la Cheese! y tras esta a Petit Comic, en la que trabaja a día de hoy con la ayuda de su asistente Yukino Miyawaki, una de las habituales de la revista Chu Chu.
Su primer tomo recopilatorio fue Kimagure Growing Up, con fecha de 1985, un año más tarde de su debut. Tras este le siguieron otras obras de corta duración como Anoko ni WawawaKimagure Graffiti (la secuela de Kimagure Growing Up), Nanami Scramble o la obra Lettuce to Ken en la que colaboró Takashi Kitajima como guionista.
Su gran momento llegó en el año 1990 gracias a su manga Princess Army, el cual abarcaría la suma de 12 volúmenes, al igual que su predecesora, Ami! Non Stop, publicada tres años más tarde. En el año 1997, después de haber publicado tomos únicos sin mucha relevancia, empezó a publicar Tokyo Juliet dentro de su revista de toda la vida, la Sho-comi, donde nos cuenta la vida de Minori Ayase, una adolescente que siempre ha soñado con ser diseñadora de moda y está muy convencida de que nunca va a enamorarse hasta lograr su meta y destronar al rey de la moda en Japón, Eiji Hinagata, por el cual su madre los abandonó a ella y su padre, aunque eso no resulta muy fácil de lograr siendo una adolescente y teniendo ante ti a un chico como Akira Himemiya, al cual conocerá en la escuela de diseño y se dará cuenta de que tienen algo en común aparte del amor hacia el diseño y la alta costura. En el 2004 llegó a España gracias a la editorialIvrea, aunque no fue un gran acierto el empezar con esta obra, ya que al tener tantos tomos y ser bastante antigua no llamó suficiente la atención de los lectores, por lo que no hemos vuelto a saber nada de ella en nuestro país. Una verdadera lástima.
image
Al mismo tiempo que publicaba Tokyo Juliet, Kitagawa empezó la serialización de Tsuki ni Kiss no Hanataba wo (Un ramo de flores y un beso por mes), la cual sería su primera obra para la revista Cheese!. Finalmente se recopiló en tres tomos. El planteamiento de esta historia es simple, aunque a mi personalmente me llama mucho la atención. Hitomi y Atsuya se conocieron cuando eran niños y prometieron volver a encontrarse con los años, aunque esto nunca resultó posible. Debido a que el chico no cumplió la promesa, Hitomi desconfía absolutamente de todos los hombres desde entonces, aunque por alguna razón nunca ha dejado de pensar en Atsuya, su primer amor. Una noche en un club conoce a un chico que se llama igual que Atsuya, aunque no está segura de que se trate del mismo chico que conoció años atrás.

En el año 1999 aparecería por primera vez dentro de la revista Cheese! la gran obra de la autora, Tsumi ni Nureta Futari, recopilada en 18 tomos. A sus diecinueve años, y tras una dolorosa ruptura sentimental, Kasumi viaja a Italia y conoce a un apuesto hombre japonés, con el cual mantendrá un tórrido romance de una sola noche. Cuando vuelve a Japón se entera de que su padre ha muerto, y en el funeral conoce a su hermano pequeño, el cual resulta ser el mismo hombre que conoció en Roma.
Tan culebrónico como adictivo, creo que Ivrea debería volver a plantearse el dar una nueva oportunidad a Kitagawa en nuestro país, y esta sería la mejor opción, pues nada tiene que ver con Tokyo Juliet. Una mejora notable en el dibujo, una historia mucho más lograda y dieciocho tomos que no se hacen para nada pesados. Crucemos los dedos para que algún día podamos leerla.
En 2001 participó en una antología deCheese! Best Selection junto a mangakas de la talla de Ako Shimaki, Mashin Osakabe y Urara Shibuya entre otras. El tomo llevaba por nombre Chokotto H na Koimonogatariy la historia de Kitagawa era la segunda, titulada Rain Dance. En el mismo año publicó el tomo únicoFukigen na Aibu, un recopilatorio de historias cortas publicadas dentro de la Cheese!. Tras él aparecieron dos antologías más donde se encargó de las cubiertas y la historia principal, Yaki Mochi Yaki na Koimonogatari y Oya Niwa Naisho no Koimonogatari. En estas también participaron Miya Sakurai, Maki Okada, Mashin Osakabe, Ako Shimaki y otras autoras no tan relevantes dentro de la publicación, como Noriko Yoshinaga.
image
Tras terminar Tsumi ni Nureta Futari y darse un pequeño respiro, empezó la serialización de Nude na Kajitsutachi en el año 2005, recopilada en tres tomos. Anzu Ogura es una chica de diecisiete años que no tiene suerte con los chicos, y sus únicas amistades son los hermanos Omihara, sus vecinos.
Ese año fue mucho más tranquilo para Kitagawa, y aparte de dicho manga sólo publicó el tomo Manatsu no Yoru no Binetsu, el cual compré recientemente a una chica en Rakuten junto a otro manga de la autora.

Al siguiente año se embarcó en una nueva obra de siete tomos que llevaría por título Seisei Suruhodo, Aishiteru. Mia Kurihara trabaja en el departamento de publicidad de una empresa de cosméticos y está muy centrada en ello, por lo que rechaza casi siempre las proposiciones de su novio hasta que finalmente cortan. Sintiéndose acosada por el chico, un día Mia es salvada por Kairi, un misterioso hombre al que acaba de conocer.
En 2007 sólo destaca la publicación del tomo de cinco historias cortas de varias autoras publicadas en la Petit ComicKinjirareta Koi ni Ochite, donde volvió a ilustrar la portada y se encargó de abrir el tomo con su historia Kimi no Hada wo Kowasu Yoru. En ella podemos observar de un estilo mucho más adulto, tanto en el planteamiento de la historia como en el dibujo enTras no publicar nada en 2008 salvo los capítulos de Seisei Suruhodo, Aishiteru, empezó el 2009 con una nueva historia titulada Majo wa Nido Aegu, su segunda historia larga dentro de la revista Petit Comic, donde conocimos a Nene, la hija de una conocida hostess. Al fallecer su madre, la protagonista se convence a si misma de llegar a ser una hostess legendaria como su madre. Un buen día un chico llama para quedar con ella, y aunque no se habían visto nunca ella siente una especie de deja-vu. Un amor predestinado típico en las obras de Miyuki Kitagawa. Consta de 6 tomos.
image
Kimi no Hada o Kowasu Yoru y Boku dake no Butterfly fueron los dos tomos únicos que publicó al siguiente año, sin dejar de lado la serialización de la historia de la hostess legendaria en la Petit Comic.
En 2011 volvía a empezar serie dentro de la misma revista, Manatsu no Eden. A sus 13 años Mizuka conoció a un chico, el cual se convertiría en su primer amor, pero al terminar el verano, aunque se comprometieron a volver a verse, Mizuka nunca volvió a saber de él. Doce años más tarde vuelven a encontrarse, aunque ella desconoce que él tiene un hermano gemelo.
La obra más actual de Kitagawa se titula Midara na Nettaigyo y lleva dos tomos en el mercado, el último con fecha del día 10 de julio. En esta obra el estilo de Kitagawa cambia un poco en comparación con sus anteriores trabajos.
Me ha parecido bastante interesante esto de hablar sobre la vida y milagros de esta gran mangaka, por lo que no descarto hacerlo de nuevo dentro de unos meses. ¡Gracias por vuestro tiempo!


1 comentario:

  1. Quiero Tsumi ni Nureta Futari!! Pero no te hagas ilusiones, Ivrea ha dejado claro más de una vez que nanai de la china con esta autora, la tienen vetada. Yo creo que en un futuro podrian recuperarla con algun josei corto de la Petit, pero Tsumi ni en sueños y más siendo 18 tomos ;___;

    ResponderEliminar