viernes, 17 de mayo de 2013

Mis mangakas favoritos 2 : Sobre Kayono y su extraña evolución.

Si hay una mangaka actual que idolatro desde que conocí esa es Kayono, pero visto lo visto voy a tener que empezar a replantearme las cosas, porque lo de esta mujer no es nada normal.

Autorretrato de Kayono
Kayono Ide nació un 17 de marzo en Osaka, Japón, hija de la mangaka Chikae Ide, conocida por sus numerosas obras entre las que destaca Viva! Volleyball y medio centenar más. Empezó a publicar sus trabajos bajo el seudónimo de ATOMU, y en sus obras contaba la vida de Ayumi Hamasaki y de algunos otros rostros populares de la música japonesa.
La  primera obra bajo el nombre de Kayono fue la historia Butterfly Night en el año 2002, incluida dentro de la antología Chokotto Abunai Koimonogatari del sello Cheese! Best Selection de Shogakukan, donde nos contaba las peripecias de la princesa Sheherazade, la cual era secuestrada por un atractivo enmascarado durante un viaje en el cual iba a conocer a su prometido, el rival del secuestrador en cuestión.
En el mismo año publicó el tomo único Rei Kai Bi Dan también para la revista Cheese!, compuesto de cuatro historias autoconclusivas. En la primera de ellas, titulada igual que el tomo, la protagonista es Momoe, una chica que odia su ambiente familiar y se dedica a ir vagando por las calles a altas horas de la madrugada hasta que conoce a un misterioso hombre llamado Chen. La segunda se titula Naniwa Masquerade, donde una chica llamada Ai, cansada de que su amor de la infancia no le haga caso se dirige hacia un Host Club. This Love by Anonymous es el nombre de la penúltima historia, protagonizada por Asuka y su huida hacia Kyoto después de convertirse en amante de un hombre cuyos ideales son muy distintos a los propios. En Kyoto conocerá a Takuma, un estudiante de secundaria del que se enamorará. La encargada de cerrar el tomo es Like a Beautiful Hellish Demon, quizá la más interesante de todas ellas desde mi punto de vista. La heroína en cuestión se llama Asuka y sufre maltratos por parte de su padre hasta que un día termina ingresada en el hospital, donde conoce a un demonio que se alimenta de almas de seres humanos.

A Rei Kai Bi Dan le siguieron tres tomos únicos más publicados en el 2003 junto a otra antología, Dokidoki Shisugi no Koimonogatari, en la que también colaboraban Yuri Hasebe, Emiko Sugi y Ako Shimaki entre otras. Los tres mangas que lanzó ese año son los siguientes.

Otoko Hime to Mahô no Lamp, compuesta por tres historias cortas sin ninguna relación entre ellas. La primera se titula igual que el tomo y es protagonizada por la princesa Sonia, violada e infeliz en su matrimonio. Un buen día decide escapar de palacio y conoce a Simbad, al que ayudará a encontrar una lámpara mágica.
La segunda historia lleva por título Tearful Madonna y trata sobre Mink, una asesina profesional que se infiltra en el castillo del vampiro Noa para asesinar a su líder.
La encargada de cerrar el tomo es The Beautiful Face Tribe. Rin se hace pasar por rica con la clara intención de casarse con un millonario y así salvar a su padre de una deuda de 100 millones de yenes. Conocerá a tres hermanos muy dispares y tendrá que elegir por cual se decanta si quiere salvar a su padre de la deuda.

Shinobi no Onna es otro tomo compuesto también por tres historias. La primera, como siempre, lleva el mismo nombre que el tomo. Yuka es una estudiante normal de secundaria que por las noches se convierte en host. En una de esas noches conocerá a Renka, una mujer que le robará el corazón.
La segunda es Butterfly Night, la misma que se publicó en la primera antología de la autora en el año 2002. La tercera y última trata sobre Ruby, una bailarina de Bagdad. Su título es Lovers in the Tower that Touches Heaven.

El último volumen aparecido ese año fue Shura to Otome, compuesto por dos historias, la primera de ellas protagonizada por Komomo, la cual empieza a convivir con un chico llamado Shiryuu, el cual empieza a ser discípulo del padre de la chica. Rápidamente se enamora de él sin saber que el chico tiene unos planes ocultos. La otra historia es sobre una tribu de nudistas en la que pronto se incorpora Ami, una chica bastante tímida que aspira a ser modelo, aunque para ello deberá dejar la timidez a un lado y sacar su lado más salvaje.

En el 2004 solo destaca la antología Hazukashi H na Koimonogatari, con cubierta dibujada por Emiko Sugi que cuenta con las historias de Yuna Sasaki, Hina Sakurada, Yuri Hasebe, Emiko Sugi y Kayono, por supuesto. Ese mismo año empezó su primera serie "larga" dentro de la Cheese!, llamada B-Men Kazoku, la cual llegó a España en el año 2008 gracias a Norma con el título Buscando al hombre ideal, la cual se recopiló en dos tomos. Cabe decir que de todo lo de Kayono este es uno de los mangas que menos me gustan, lo que no significa que sea malo. Merumo es una bruja muy inocente y pura que llega al mundo humano montada en su escoba voladora para encontrar al hombre ideal, decidida a tener un bebé con él. En nuestro mundo conocerá a cuatro hombres muy distintos, cada uno con sus virtudes y defectos.
2004 también fue un año bastante movido para la autora, ya que las lectoras asiduas a los manga de Kazusa Takashima empezaron a mandar quejas a Shogakukan asegurando que Kayono había plagiado varias escenas de Wild Rock, uno de los mangas yaoi de Takashima para la editorial Biblos. La respuesta por parte del equipo de Cheese! fue clara: "Nuestra dibujante no consume ese tipo de publicaciones, por lo tanto no creemos que eso sea posible". Tras mucho movimiento, la demandante llevó a juicio a Kayono, la cual salió victoriosa e hizo que la otra dejara temporalmente el mundo del manga, volviendo a la carga unos años después. Debo decir que por mucho que me guste Kayono eso suyo no tuvo nombre, pues la copia está ahí y todos lo vimos. Gracias a Dios no ha vuelto a haber noticias de nada relacionado con plagios.

Una de las escenas de Lovenista.
Royal Seventeen fue su segunda historia larga, compuesta por tres tomos. En España nos llegó un año antes que Buscando al hombre ideal con el mismo título que en Japón, también gracias a Norma, como todo lo que tenemos de ella. Desde que nació, la vida de Rumina ha estado planeada y detallada al milímetro. Ella está harta de todo y un buen día decide fugarse, entrando por primera vez en su vida en un restaurante de comida rápida, en el que conocerá a Allen, un chico que pagará la comida de ambos cuando la protagonista descubre que no lleva dinero encima, aunque él le pide algo a cambio: una cita. Al llegar a casa descubrirá que su nuevo guardaespaldas es el mismo chico del restaurante.
En el primer tomo se incluye la historia corta Club Papillon, una de mis favoritas de la autora. Trata sobre una chica que se enamora de un diseñador de moda al que conoce en una discoteca. Al verla bailar el chico le propone ser la modelo de su marca. El tercer tomo vuelve a contar con una nueva historia extra, Princess Paffy and the 40 Thieves, la cual no me gustó en absoluto. La princesa Paffy vive feliz junto a su familia y amigos, pero un día es mandada a casarse con un hombre rico por tal de salvar al reino. Con el fin de evitar el matrimonio, Paffy decide localizar a la banda de ladrones responsables de la quiebra del país y recuperar lo que le robaron. Cabe decir que en el final de cada tomo se incluyen un par de páginas con una historia corta que vuelve a tener a la bruja Merumo como protagonista.

Kayono pareció coger el gusto a eso de las historias un poco más largas, así que en el 2006 empezó nueva serie dentro de la Cheese!, titulada Lovenista, la cual también se publicó en España tras la salida del último tomo de Buscando al hombre ideal. Esta vez se trata de una historia mucho más moderna y actual, algo a lo que Kayono no nos tiene muy acostumbrados debido a sus mundos de fantasía y relatos árabes. La protagonista se llama Yun y tiene un don para salir con los chicos más idiotas del mundo hasta que conoce a Hiromichi, quien sueña en convertirse en maquillador profesional. Una historia que no gustó a todo el mundo pero a mi personalmente me encantó. Dos tomos fue todo lo que duró.

Empezaba 2007 y con él una historia más para la antología Koibana, donde participaron Nao Domoto, Ako Shimaki, Emiko Sugi, Shiho Watanabe, Kaho Miyasaka abriendo el tomo y dibujando la portada y finalmente Kayono. Su historia Aa Itoshi no Caramel Boy! fue la penúltima de dicho volumen, protagonizada por Akira y Yuujiro, dos amigos de la infancia. Tras ella llegó el tomo único Princess Hanaka, y ahí fue donde puse el grito en el cielo. ¿Qué tipo de experimento quiso hacer con el dibujo? Vamos a ver, Kayono si llama la atención por algo de toda la vida es por sus féminas de voluptuosos atributos y sus hombres fornidos y sexys, no puede aparecer de la noche a la mañana con una historia como esta y ser la viva imagen de la anorexia con sus personajes, tanto masculinos como femeninos. Aquí podéis ver el ejemplo del antes y el después.

 


La primera el claramente el antes, y la segunda forma parte de Princess Hanaka. Me gustaría saber el por qué de este cambio, ya que seguramente no soy el único que se queja. Es horroroso, con todas las letras.

Hanaka es una chica que ha vivido en muchos sitios debido a la bola de cristal de su abuela, la cual les indica dónde tienen que ir y qué hacer. Al día siguiente de la noticia, la chica está despidiéndose de su amiga en el mismo momento en que aparece un hombre y la llama "Princesa Hanaka". Al mismo tiempo, un chico de pelo plateado y ojos azules sale de la nada y le confiesa su amor. En España pudimos tenerla como novedad en el Salón del Manga de 2010, en el que también asistió la autora y estuvo firmando ejemplares de sus obras el sábado y el domingo.
Ese mismo año empezó a ilustrar las novelas Princess Hearts de Madoka Takadono, la encargada del guión. Las dos primeras salieron el 24 de mayo de ese mismo año, en el que también aparecieron la tercera y cuarta, dejando la última para el siguiente año, poniéndose a la venta el primero de julio. El día 25 de ese mismo mes se ponía a la venta el primer tomo de la última serie de Kayono para Cheese!, que llevaría por título Shinrei Gakuen Koihenge, aparecida en España en el 2010 para el Salón del Manga como novedad junto a Hanaka. El título escogido por Norma fue Cazadora de Espíritus. Maiko Hananokoji es una chica que posee la habilidad de ahuyentar a los malos espíritus conocidos como Jureiki. El segundo y último tomo tiene fecha del 26 de junio del 2009, mismo año en el que hizo el diseño de personajes de un juego para móviles.

Tras ello no se ha sabido nada más de Kayono, aunque me sorprendió mucho ver una noticia en febrero de este año proveniente de PSS donde se hablaba de unos mangas nuevos de la madre de Kayono en los cuales podemos observar un dibujo prácticamente idéntico al de su hija, lo que me hace pensar que está trabajando bajo su nombre. Podéis ver dicha noticia aquí
Por último os dejo unas páginas interiores de uno de los últimos mangas de Chikae Ide, Wana ni Ochita Yoru, donde podréis observar mejor este curioso parecido con el dibujo de su hija.




¿Vosotros que opináis?

5 comentarios:

  1. Muy buena entrada ^^

    Bueno, yo con esta mangaka tengo una experiencia bastante mala.

    Lovenista fue el primer shojo que leí, bueno, de hecho no lo logré acabar; por una parte la historia no me estaba convenciendo en absoluto y sinceramente, no soporto ese estilo de dibujo. Cuando lo leí tendría 15-16 años y no tenía mucha idea del manga en general, así que asocie shojo a ese tipo de historias, lo cual me hizo alejarme de esa demografía hasta más de un año más tarde; cosa que ahora me arrepiento un montón.

    Puede que le vuelva a dar otra oportunidad a esta autora, que a lo mejor tras el paso del tiempo vea estas historias de otra manera y me gustan más, quien sabe.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias!

    Entiendo perfectamente que si empezaste con el shojo leyendo Lovenista te crearas una idea bastante equivocada de lo que suele ser el género, pero está claro que si uno empieza en esto leyendo a Kayono va a pensar que todo se trata únicamente de sexo y personajes que están todo el rato semi desnudos. xDD En la vida recomendaría a esta autora para empezar con el shojo. Pecado.

    Seguro que desde entonces has leído muchas más obras y te habrá gustado más el shojo. Si vuelves a leer a Kayono dentro de un tiempo de bien seguro que lo verás todo con otros ojos.

    Gracias por pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Yo de Kayono he leído poquito, Lovenista y Royal Seventeen. Su dibujo me parece una pasada en esa etapa (aunque ya veo q ahora ha perdido mucho) pero encontré las historias algo insulsas :S
    Además, lo que le hizo a la mangaka de Wild Rock no tiene perdón... así que la tengo atravesada. En cuestiones de plagio sólo he perdonado a la Youka y porque pagó por ello, a ésta ni en pintura.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de llegar a tu blog desde PSS y me ha encantado tu forma de narrar, en especial en esta entrada.

    Yo tengo que decir que tengo sentimientos encontrados hacia esta autora, no me desagrada pero tampoco me apasiona. Comencé a leer sus obras por Lovenista que la ponían por las nubes, y no es que piense que sea mala, simplemente que para mi gusto no tiene argumento (y lo de los desnudos... pues es algo que me trae sin cuidado, aunque que sea porque si a cada momento pues me recordó a típica película porno malufa XD) Luego seguí leyendo Royal Seventeen, pero bueeno no estaba mal, pero tampoco me llegó a entusiasmar. Ahora quiero leerme todas sus obras para poder juzgarla bien y saber si sus argumentos solo llegan hasta ahí o tiene algo más que ofrecer.

    En fin, muy buena entrada y gusto en conocerte ;)

    ResponderEliminar
  5. Uf, mucho a comentar de Kayono:
    - Me gusta, pero sus tomos únicos antiguos en especial. Las historias tenian un punto de originalidad y su dibujo era espectacular tanto en hombre como mujeres. En un IMM vlog que hice cuando compré Cazadora de Espiritus #2, comenté esa evolución tan horrible en su dibujo, creo que nadie lo entiende...
    - Lo del plagio no tiene nombre, de verdad, hay que ser muy cara dura... no entiendo como salió victoriosa, fijo que tuvieron que pagarle al juez para dicha sentencia pq sino no me lo explico.
    - Lo de su madre... me da que es Kayono usando el nombre de su madre... algo le ha pasado para dejar Cazadora de Espiritus con ese final (y a mi al obra me gustó!) y desaparecer del mapa... vamos, no me lo explico.

    ResponderEliminar